jueves, mayo 15, 2008

Yoga

Y sí, si te querés sentir bien, si te querés mantener fuerte, firme, sana, centrada, un cacho menos loca, sería bueno que hicieras yoga, como yo. Claro que... bueno, yo empecé esta mañana :)

El estudio de la profe queda en la Avenida Central y hacia allí me dirigí. El lugar está decorado entre minimal zen y feng-shui oriented :O
Éramos cuatro en total. Nos sentamos en círculo en un espacio muy cálido y perfumado por un sahumerio de NagChampa (el sahumerio de las tortas, nah!!!!). Nos fuimos presentando: fulana, ama de casa y apenas embarazada; sultanita, docente; menganita, farmaceútica; Elvirita, ya sabemos; y ella, la profe, que cómo se iba a llamar!? Selva. Ah no! a mí con esas cosas no! Cómo te vas a llamar Selva! No lo digo por feo, es muy bello pero es demasiado sugerente para una mente inquieta como la mía.

La clase dura una hora y media y cuando termina tomamos un té sentadas en otra habitación llena de almuhadones, puff, dos mesas bajas y con rincones llenos de souvenirs y/o imágenes u objetos relacionados con el yoga, la meditación.

Selva: cabello castaño, corto (bien corto); uñas cortas (no mordidas); un cuerpo esculpido que quería escapar de la malla y la calza.

Ahora estoy intentando ver qué me puedo hacer de comer antes de ir a mi oficina. Un tomate, un huevo, zanahoria, cebolla y atún. Listo, ensalada. Pero mientras estoy en esto mi cabeza anda por otra parte, repitiendo mentalmente sus gestos, revisando su tranquilidad.

Selva, y sí, se cae de maduro, del árbol de la sabiduría, de mi biblioteca mental:

"A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta había extraviado.

¡Cuán dura cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y fuerte
que me vuelve el temor al pensamiento!

Es tan amarga casi cual la muerte;
mas por tratar del bien que allí encontré,
de otras cosas diré que me ocurrieron.

Yo no sé repetir cómo entré en ella
pues tan dormido me hallaba en el punto
que abandoné la senda verdadera."

Tags: , , , , , , ,

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, esto se está poniendo lindo :)

Welcome back!

Leticia

Anónimo dijo...

Elvira! Volviste! La verdad es que ya no tenia esperanzas en el pobre corazon y hoy, no se si por aburrida o no se, entre de nuevo a tu blog y casi muerooo! Me alegro mucho que hayas vuelto y nos dejes de vuelta ese sabor a torta en los ojos! Jejeje

Anónimo dijo...

Que gusto volverte a leer, espero que no te vuelvas a ir.

Saludos!!!

Beatriz

erikita ^_^ dijo...

holis, buen blog amiga... no se como llegue aca pero nada... eso... me estoy pasando porq tenes muy buenos post... el mio recien lo habilite asi que si queres pase y vea nomas ^_^

mu interezante tu clase de selva... perdon de yoga, jajajajaja

muchos besitos y un abrazo

(me voy a averiguar por clases de yoga por aca a ver si tengo tu suerte ^_^ jajajajaja)

+ besos ^_^

Mora dijo...

genial..."enamorarnos" así es tan tipico...selva, yoga, la cajera...
hace unos dias vi una remera que decia:" crees en el amor a primera vista o tengo que pasar dos veces?"

BettO dijo...

Hola, acabo de ver la nota en el diario soy, la edicion de los viernes, muy buena por cierto y al final tu blog, la nota me gusto muchisimo y tu blog tambien, aca dejo mi firma, un saludo

Anónimo dijo...

Mmmm, intuyo en qué va a terminar esa improvisada excursión a la Selva...

Bienvenida otra vez. No te pierdas tanto.

P.D. Cuéntanos algo de Renatita