miércoles, enero 04, 2006

Arena movediza

Ayer vino a casa Melisa, no le pude decir que no entrara. Traía una sidra, y un regalo: una compilación con temas piratas de la Etheridge. Natalie Barney casi se le fue encima.
Charlamos un rato, a distancia, como dos animales que se acechan. Estaba hermosa, no lo voy a negar. Y tampoco voy a negar que cuando fui a hacer café y llegó por atrás, y me dio vuelta y me dió un chupón de aquellos, no me negué, me dejé hacer, nos dejamos hacer. Y lo hicimos. Lo hicimos una vez en la cocina, lo hicimos en el living, lo hicimos en el dormitorio. Pasamos casi todo el martes juntas, hasta que le pedí que se fuera, que esto es una locura. Que sí, que nos deseamos, que en este plano todo bien, pero no en el otro. En la construcción esa del amor. No quería irse, y yo en verdad no quería que se vaya. Hace dos horas que cerré la puerta tras ella. Dos horas que sigo bebiendo sola, ahora cerveza. Dos horas en que este pedo no me impide escribir y llorar a la vez. Lloro por pelotuda, por enamorada, por pajera, por calentona.
Lloro por cabrona. Porque la amo y la dejo ir; porque quiero dejar de amarla; porque quiero que deje de amarme. Quiero el final, el corte más profundo, la herida que cierre con sal.
Un desierto para mi corazón, quiero. El deseo nublado de la soledad más absoluta. Mierda, la amo. Y me hundo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ufffffffffff como es que podemos ser tan masoquistas para dejar ir lo que mas amamos en la vida.
Hoy quiero amarme yo, para poder amarla...amar en plenitud.
No estas sola, no estoy sola....por lo menos me calma saber que en este exacto momento al otro lado de la cordillera alguien sabe y vive lo mismos que estoy sintiendo

Brocco dijo...

sí, masoquismo... o meido a la felicidad. porque si ya tienes lo que buscas durante toda la vida, entonces, llegado ese punto, qué coño haces?

:.-B.-: dijo...

Todas la vivencias son parecidas,
se deja ir para poder vivir, se deja ir para poder ser feliz porque cuando se saca la cuenta y se recuerda que lo último fue de peleas sin sentido, sin entendimiento y sin intentos...pufff, ya está muerto

El Ave dijo...

uy que ganas de "sufrí," como decimos aquí. de verdad, ¿eh? tú la quieres, ¿no? ella te quiere, ¿sí? pues a ver.

p.s. ya sé. soy muy simple. pero a veces es mejor.

joana (ficticio) dijo...

hola, si os quereis ¿porque ser masoquistas? El amor propio no nos lleva a ningún lado...no la dejes perder.
Un abrazo

Anónimo dijo...

uyyyy, la frialdad al demonio. Y aun asi ella te busca..y sabe donde te encuentra. Estas enconchada, y ese mal no es compatible con el amor. Si con la pasion, con la posesion lesbianil que toda mujer lleva dentro. Para ella sos una obsesion mija, no te dejara ir, porque sera ella la que rompa..no tu. Al decirle NO, hiciste que te vuelva a ver. Como sabras si no volvera a romperle alguien la cabeza?
Laura

Anónimo dijo...

porque es que leo y leo y veo que esta historia con melisa me hace pensar en que yo voy a terminar igua. enamorada como pocas pero sabiendo q es una historia sin futuro... pero cada vez que nos vemos es inevitable.. una atraccion animal podria decirse...