martes, agosto 01, 2006

Erase una vez...

... una mujer feliz; feliz de saltar por la calle cantando una vieja-nueva canción. Una mujer feliz que desayunó con otra mujer feliz y ambas se dieron a las palabras, a los susurros, a las caricias. Una de le dijo a la otra que sí, sí quiere salir con ella, quiere entregarse nuevamente al amor, al deseo. La otra le dijo que su corazón estaba por estallar: “sentí”, y le agarró la mano y se la puso sobre su pecho. Un latido, pequeño, otro, igual, pero bien seguidos eran el ritmo de la emoción.

Una vez más me siento en la cuerda floja, sin red, me tiro hacia Eros. Sin red, como siempre, quiero empezar a caminar este camino con Renata.
Nos veremos esta noche, de nuevo. El desayuno en “La Mariposa” tuvo aroma a capuccino, mermelada casera y medialunas.

Tags: , , , , , , ,

5 comentarios:

lector dijo...

gracias por volver. y encontrar de nuevo el amor, e.

La Pelada dijo...

Que lindo!! cuanta alegria me da!!

K66 dijo...

me alegro mucho muchísimo por tí :)

Consu dijo...

Vaya, tienes el corazón de Renata en tus manos!

Mucha suerte y mucho amor en este nuevo salto sin red, con los brazos abiertos :) ¡Vuelve pronto a contar cómo te ha ido!

Lola dijo...

¡Qué maravilla!