jueves, noviembre 02, 2006

Loneliness

La soledad puede hacer estragos o puede amigarte con vos misma. Todo depende de como la vayas tomando. La soledad, como su nombre de mujer lo indica, puede seducirte mortalmente; puede picarte en los ojos y en el corazón, pero el cuerpo arremete, el cuerpo arrastra.
Llamado de Renata: “Debo quedarme unos días más aquí; no te comas ninguna historia rara. Te amo. ¿Me extrañás?”.

Le agradecí la torta, le dije que la voy comiendo en tajadas finas, de a poco; que con cada mordisco voy recorriendo su cuerpo; que me detengo un poco más largamente en algunas de sus zonas.
Le dije que la extraño, le dije que también me gusta la soledad; le dije que estoy encerrada leyendo, escribiendo; le dije que le quiero hacer el amor; le dije que la deseo; le dije que me corté con dedo intentanto picar una cebolla; le dije que tengo ganas de tener una gata, de nuevo; le dije que no me olvide; le dije que por favor me perdone por todo lo que hice en el pasado más reciente.

Tags: , , , , , , ,

14 comentarios:

Maria_México dijo...

Vaya vaya... tendré que tomarme mi soledad en esas cucharadas.
¿O la soledad se toma a una?

WINTER dijo...

Me alegro de que te esté sentando bien estar sola por unos días..

(¿Hubo ahí la misma tormenta que en Rosario ó ustedes salvaron los vodrios?)

۞SicK_GirL۞ dijo...

No te acostumbres mucho a la soledad... nos da tanta comodidad que termina siendo un poco peligrosa.

Lady dijo...

me erotizaste para el resto del dia.

Miel dijo...

Estimada...
Soledad, soledad, soledad...nombre de mujer...
Mi primer susurro en tu blog. Yo, potencial solitaria que, a veces teme a una soledad crónica...ama sus tiempos y espacios, ama su libertad, pero se doblega ante sentimientos y sensaciones que teme no volver a percibir. Soledad que espera con calma y tormenta el encuentro con esa mirada y esa sonrisa que la hagan flaquear, que quiebren sus rodillas y ahoguen su alma en abruptos tragos de saliva, mi alma esa misma que navego en esos mares por largo tiempo, que se cristalizaba a cada roce o caricia y que se perdía en cada mueca o sonrisa...mi alma...que comprendió y comprobó un amor imposible, a pesar de haber amanecido en sus brazos y en sus besos...un amor complicado, mártir...pero comprendido, entendido, asumido, aceptado y cuidadosamente apartado...y entonces...la soledad, esa que me acompaña en tensa calma, y yo, que a veces temo no cruzarme con otros nuevos ojos que me hagan sentir ese dulce tormento.

Elvira, gracias por compartir este espacio. Hoy tuve ganas de escribir, así que solté un poco de mi por aquí.
Desde Buenos Aires, se agradece, Maru.

María_Llorona dijo...

La soledad siempre se come a una y no en cucharadas sino en bocaradas grades, enormes!!

Yo! dijo...

Soledad, como toda mujer misteriosa puede embrujarte...

·. Erato .· dijo...

Cuando llamo le dije que si necesitaba esa soledad para definir su amor por mí entonces todo estaba bien, pero que no me hiciera entrar otra vez en su juego...y llorando respondío "no me dejes caer otra vez" y colgó...
me quedé con los ojos aguados y con una nueva soledad la anterior había colgado el telefono.

Mayra Gallucci dijo...

me das ganas de amar.

un maesillo dijo...

soledad tambien es hombre. y me come de a poco. me lame, me desgasta, me acaba...

lector dijo...

es hora de regresar, elvira.
los post escritos en el futuro salen con fechas antiguas: pero hace mucho que te deseamos....que ha pasao?

María_Llorona dijo...

Eso mismo veía a poner yo. Lo mismo de la lectora, quizá sea un tiempo de nada y de todo, lejos de escibirse una y de verse en el espejo de las letras; pero que nos ha dejado picadas...
Que estés bien
Ross... María_México y ahora María_Llorona

SoL LuNaR dijo...

luz...

Soy Yo dijo...

Hola Elvira... Acabo de descubrir tu blog y debo confesarte que me encanta haberlo hecho... Me pone nerviosa haberte descubierto tan tarde poorq hay tanto para leer q me parece q no voy a terminar nunca.
Te lo habrán dicho mil veces pero necesito decirte que muero por conocerte... No me dejes morir, si?