lunes, abril 12, 2010

Explorando

Domingo 11 de la mañana. Siento una rodilla que me intenta mover en una cama que no es mi cama.
- Correte, me dicen.
- ¿Otra vez? pregunto mientras me intento hacer a un lado.
- No de esa forma, tonta, me dicen con una sonrisa que dibuja un sol en la habitación. ¿Dibuja un sol? Uff!

Y correrme de nuevo no podría ni aún queriendo. Las diosas! Hacía tiempo que no hacía el amor así, bueh, hacía tiempo que no hacía el amor, pero ese dato no lo comparto con Sonia, que me pone un paquete de facturas en mi falda, y me alcanza un mate amargo.

La habitación huele a sexo y a nag champa. La miro por primera vez. Un dormitorio común y corriente, tranquilo, lindo cómodo, perdido por el barrio de Palermo. La miro mientras ella busca algo en un cajón, mientras me cuenta lo que querría hacer hacer a la siesta.

Le miro el trasero, precioso. Miro sus caderas, admirables, y suspiro mientras casi una bola de fraile se me atora en la garganta.

- Si querés te podés quedar unos días. Yo vuelvo al laburo el martes, me dice mientras trae un cuadernito.
- Hmm no sé si debo y además no tengo muda de ropa, traje poco porque mi idea era irme.
- Y ¿por qué no te fuiste? ¿qué te lo impidió? me pregunta clavándome esos ojos color miel.
- Ahh, no sea así.
- El deseo Elvirita, el deseo te pierde.

¿Qué sabe ella de mi deseo? ¿Qué sabe ella de mí? ¿Qué sé yo ella? ¿Quién cuernos este mujer que me metió en su cama sin preguntarme ¿puedo? ¿Quién es cómo se atrevió a cortar mi celibato? ¿Quién?

Me acerco y la beso. Le hago tambalear el termo, la acaricia, la vuelvo a besar, le muerdo apenas el labio inferior, dejo que mi lengua dibuje el labio superior de su boca.

- Te dije, el deseo te pierde nena.
- Vos no tenés ni idea de lo que soy capaz! le digo soltando una carcajada.

Nos reímos y nos abrazamos y sé que esa pierna se tensa de otra forma, veo que el termo descansa en el piso y el mate en la mesa de luz, y veo que sus planes para la siesta no están tan claros y me doy cuenta que tendré que ir al Once a comprarme un par de remeras al menos.


Tags: , , , , , , ,

9 comentarios:

Andrea dijo...

No sabia que estabas aun escribiendo!
Tengo que retroceder hasta donde deje. Gracias x volver!

Anónimo dijo...

Elvira:

Buscando historias que leer en un día lluvioso, sin mucho entusiasmo, caí en cuenta de tus historias. Tu historia, que me impidió seguir buscando nada más.
No importa qué te digan, este blog es un respiro y un robo de aliento a cada entrada. Espero que estés muy bien, Elvira.
-M.

Anónimo dijo...

tldnr

Anónimo dijo...

para escribir la inspiracion es buena, pero cuidado con la copia, especialmente porque el olor a sexo y nag champa se repite en mil blogs y en dos libros. y está más que claro, que en estricto rigor, es imposible que una habitación huela a las dos cosas.

Anónimo dijo...

me alegra poder volverte a leer, sigue "vaciándote" aquí.1bs

lolita dijo...

super... este blog me encanta.CHAT CHICAS

cirugia plastica dijo...

muy buen blog eres muy directa con lo que piensas y lo q siente
sigue asi fue un placer leer tu blog y seguire haciendolo mas a menudo
saludos desde argentina

Paula B dijo...

http://historiadesexualidad.blogspot.com.ar/

Hola chicas las invito a leer la historia de mi sexualidad, Besos!

Paula B

cirugia plastica de abdomen dijo...

jajaja muy bueno, parece que ella si sabia...
Saludos