martes, agosto 02, 2005

Un extraño invierno

Mucha humedad, mucho calor, no muchos días con frío. Esto por fuera, el paisaje que me rodea. Por dentro otros fuegos han vibrado, me han cocinado a fuego lento.
Debe ser por esto que decidí construir un hogar en casa. Sí. Esa fantasía, nunca cumplida, de hacer el amor adelante de la crepitante madera. Tarde me decidí, pero quizá vengas fríos que permitan el estreno.
Así que desde ayer albañiles en casa.

3 comentarios:

Brocco dijo...

vaya.. una fantasía algo común, por lo q veó ;)

natalix dijo...

SIIIII!
yo una sola vez tuve el gusto y creo creo creo que amerita construcción de propia chimenea

mica dijo...

bueno, vale la pena el esfuerzo de aguantar a los albañiles, no?