lunes, octubre 02, 2006

Con las cartas sobre la mesa (II)

Ay, ay, ay Elvirita, no hay nada peor que querer saber, no hay nada peor que hurgar en las heridas ajenas, en las propias. ¿Qué sacás en limpio? ¿De qué te sirve ahora saber?
Ya hace un día que se fue, un día que no sabés de ella, un día y vos no agarrás el teléfono, no la llamás para saber cómo está, pero ¿vos cómo estás? El pelo te va creciendo, la herida que te dejó el piercing en el pezón, y que vos te sacaste ya hace un tiempo, va cerrando; ¿pero cómo estás? Tenés la data y ¿qué hacés con eso? La prima de Córdoba no es prima, es su pareja con la que también intenta terminar desde hace un año, y no pueden cerrar la relación del todo, es por eso que cada vez que va para aquellos lugares para en su “ex” casa, con su ex.
- Mi relación con vos intenta ser otra cosa, Elvira. Te amo, y quiero estar con vos; me gustaría que pudiéramos construir algo entre las dos.

Te quedaste mirándola, pero en realidad mirabas más allá; mirabas como hacia atrás pero en el futuro. Sin duda alguna Laurie Anderson tenía razón en citar a Burroughs: “Language is a virus”. Te carcome y no hay cura. Palabras perras que nos enredan al deseo más mísero, más místico. Revelación de revelaciones: todo desnudo allí, como en una camilla de morgue.
Te quedaste mirándola hasta que fue ella quien se levantó de la cama, quien se fue poniendo el jean, la remera; la que guardó el famoso vestidito en un bolso verde en el que pudiste llegar a ver que guardaba un par de libros que había traído la otra vez, su cepillo de diente, unas ojotas.
No pudiste decir nada, ¿qué ibas a decir? No pudiste detenerla, ni lo intentaste. Se acercó, te acarició la base de la nuca, te beso en la mejilla, te dijo: nos hablamos. La dejaste ir como se deja ir... ¿qué mierda querés escribir Elvira? ¿No te das cuenta que llega un momento en que las palabras ya no te sirven?

Tags: , , , , , , ,

9 comentarios:

gabrielaa. dijo...

Elvira, darling, y cuál es el problema? o te pensabas que la Renata era una tabula rasa? todas arrastramos tanta cosa, por qué "desilusionarte"? qué querés construir, más allá del cotidiano que será irrumpido once & again por la fuerza oscura? andá, tomate unos mates, relax. the pieces of your heart are strewn around, anyway

Gatazul dijo...

Cada día me gusta más tu blog. Y lo de la versión beta...todo un acierto! Muak

mer dijo...

Nunca alcanzan las palabras, pero lo bueno es canalizar sobre ellas.. asi se ordena un poco mas la mente.
Esta bien, la mentira y el oculte de cosas es horrible; pero vos tampoco sos una santa.

axioma dijo...

SOY NUEVA EN TU ESPACIO y me sorprende la categoría de sus escritos.

Te invito a mi casa http://elaxiomaabsoluto.blogspot.com/

Gb dijo...

Sufro del mismo síndrome: saber, saber, saber... después no se que hacer con esa información, y la termino sufriendo siempre... habrá que relajarse un poco más, dicen que el que busca encuentra(y no siempre lo que le gustaría encontrar...)saludos!

Zachia dijo...

Me parece muy feo la mentira, Renata te tenia que haber aclarado las cosas desde un vamos, y vos ahí optas por seguir con ella o no.
Pero Elvira... vos le estas haciendo lo mismo con Melisa, y por eso no le podes reclamar nada a Renata.
Como dice el dicho –No hagas lo que no te gusta que te hagan-.
Blanqueen bien las cosas para poder estar bien.

Saludos!!

La Pelada dijo...

elvira, quiero saber como cuernos pasar mi blog a blogger in beta :@ !!!!
(nada que ver, pero bue, por ahi me podes dar una manito)

María (antiguamente ROSS) dijo...

Que al que vende se le paga con la misma moneda con la que él compra pa' vender... haber si me entiendes Elivia. Renata y tú viven la misma historia, ve, tienen una ex que no pueden dejar ir por "x" o "y" e intentan algo con engaños si podemos decirle así... Por lo tanto no tienes porque hacerla sentir mierda con tus silencios, ni ella a ti con los suyos... Lo mejor es decirdise, que queramos o no la vida es eso un montón de ellas.

lamonita dijo...

Hola soy nueva en tu blog me gusto mucha la profundidad de tus palbras muy bueno besitos