lunes, julio 18, 2005

De cama

Así quedamos todas/os después de la inauguración del resto bar.
Entre el sábado y el domingo vinieron más de 200 personas. No todas de la comunidad LGTB, muchas son gente amiga que quería dar su apoyo, la verdadera movida se verá desde mañana, ya que decidieron que los lunes estará cerrado.
Yo por lo pronto iré a desayunar. Quiero apoyarlos realmente. Ya les dije que tienen que aprender a hacer un muy buen capuccino.

¿Hubo personas conocidas que una no sospechaba que fueran “como una”? Sí. Dos maestras, una abogada, y una proveedora de mi negocio. Esta última se quedó de una pieza al verme y yo a ella. Nos cagamos de risa un rato: nervios de ella, sorpresa mía.

3 comentarios:

val dijo...

yo quiero fotitos del bar! plis plis plis!!

Minna dijo...

¡Felicitaciones! No tanto por el emprendimiento en sí, ya que el negocio es de otros; pero sí mucho por el logro "social" para la comunidad LGBT.

Besos

Brocco dijo...

esos "encontronazos" son muy curiosos :)