miércoles, junio 08, 2005

All by myself


Lilith 99
Originally uploaded by Lilith ©.
En mi casa tengo bañera. Apenas me mudé aquí refaccioné el baño y le hice colocar esa gran amiga. Allí pongo sales, aromatizo el ambiente con un sahumerio, de los buenos, los de la India.
Allí me dejo estar, me reencuentro conmigo. Me halago, me hago y dejo hacer por el agua, tibia.
Voy recorriendo mi cuerpo, lentamente. Empiezo por mi cuello, lo masajeo, lo mimo. Dejo que se distienda. Voy hacia mi pecho. Allí me detengo un rato, juego con mis senos, con los ojos cerrados y con los ojos abiertos. voy descubriendo, nuevamente, el placer de la caricia, de la presión precisa.
Voy hacia mi abdomen, también lo masajeo (ignoro las estrías). Voy hacia el pubis. Mi Monte de Venus invita a perderme y jugar con los vellos. Allí naufrago, mis dedos quieren irse rápidos, seguir por mi cartografía.
Voy hacia el centro. Vulva más que húmeda, doblemente húmeda. Gota de miel en el agua. Abro los labios, despacio, sabiamente. Busco la rosa de los vientos, la flor de las altas montañas, de los despeñaderos. Hurgo allí, busco a la que se escapa, como una amante de Safo.
Juego allí, deseo los labios de la amada, tan amada. La explosión se expande a todo el cuerpo. Me sacudo, vuelo. Caigo casi desmayada. Vuelvo en mi. Me ducho, y salgo a la vida.

5 comentarios:

Purkinje dijo...

Que buena forma de enfrentar la vida...

El Ave dijo...

Tú sí que sabes... :-)

Antígona en la piel dijo...

No hay nada mas sabroso, que el lenguaje oculto de jugar con uno mismo. Mimate, Mimate demasiado hasta entenderlo y podras hacer que 'los demas', nunca se olviden de vos.

Catedral de Humo dijo...

Que bien escribes! Este post es de muy buena calidad literaria, se ve que cuando lo escribiste, lo escribiste con mucho sentimiento tratando realmente de plasmar aquella experiencia....

Un saludo
Catedral de Humo

Safo dijo...

Safo te saluda, amor, desde la vieja Hélade, y te dice que sigas adelante con tu vida, jovial y valerosa, y te anima a que profundices en ti misma, porque cuanto más te ames, más amor podrás prodigar al universo entero, y a quien tú elijas. Safo, que ha resucitado de su infinito sueño, desde la Hélade antigua, desde su amada Mitilene, te saluda y te desea felicidad infinita.