viernes, junio 03, 2005

Pensares

Melisa está contenta y se siente aliviada. Yo me siento contenta por ella, y algo cagada en las patas. De golpe la familia de la otra aquí mismito. Lo del padre, vaya y pase, pero lo de su madre. Esta acelerada quería que hoy nos reuniéramos, por suerte le hice entender que sería bueno darle un poco más de tiempo a su vieja para que metabolice la noticia.
Muchas veces he escuchado decir que la salida del closet es una salida constante, siempre lo estás haciendo. Pero existen aquellos que se pueden llamar lo más fuertes o emocionales: a los padres, a la familia, a las gente más pero más cercana.
Yo recuerdo que una amiga me dijo que “me seguía queriendo por más que estaba enferma”. Ay mi dios! De sólo recordarlo se me sube el capuccino de la tarde. Ah y ya antes se me había subido. Es que me llamó Gloria. Cuando sentí su voz me dije: “sonamos”.
Llamó para saber cómo estaba yo, que había desaparecido. Le dije que antes llevaba para ella desaparecida al menos 1o años, que no se extrañara.
Me recriminó mi tono de voz y lo que le decía. Yo le dije que intente olvidar lo de ese sábado, y que por favor no me vuelva a llamar.
Me habló de la “orfandad del amor y del deseo inconcluso”, teoría que realmente no llegué a entender. Se hizo la enojada y largó la famosa frase: “yo me imaginaba que las lesbianas eran así”. A lo que no contesté nada (me dejaba servido varios bocadillos, pero realmente no quería escucharla más).
Le dije que muy pronto abriría un bar y resto gaylésbico y que allí seguro podría concluir su deseo y dejar de ser huérfana del amor.
Me puteó y colgó. Yo colgué y la putié también. Qué amargor en la boca, y eso que la canela aún aromatizaba mi boca en ese momento.

4 comentarios:

Yayo dijo...

Se ve que eres una mujer muy fuerte. Me gusta eso. Se que mientras te vaya leyendo, te iré admirando... tal vez no esperes eso, pero que bueno que seas libre.

Purkinje dijo...

La orfandad del amor es un estado mental de quienes han compartido nuestra vida, y desean regresar a ella, a pesar de todo....

Brocco dijo...

por dios, q de prejuicios tiene esa mujer!

EL Ave dijo...

La tal Gloria es la monda lironda, ¿eh? que sí, que no, que sí pero no, que quiero pero no puedo.... uffff. qué mareo. tú nada, adelante con tu M. que te quiere mucho, y bien... :-)