sábado, febrero 11, 2006

¿De qué hablás en el blog?

Hace unos cuantos días atrás, por primera vez le dije a la persona que estaba conmigo, en este caso a Lucrecia, que yo llevaba un blog. Se sonrío, y me dijo que no me creía., pero al día siguiente encontré en mi compu los rastros de su búsqueda. En ese momento me sonríe yo. Pero la cuestión no quedó allí. Me hizo algunas preguntas, las clásicas: ¿qué escribís allí?
- Mi historia, mis relaciones, algunas de las cosas que me pasan durante el día.
- Y sos muy detallista?
- No tanto, cuando es necesario lo soy, le dije.
- Y escribiste sobre mí?
- Sí, algo. Dije que sos mi sirena.
- Andáaa, fue su respuesta.
- De verdad, eso escribí, y que no te creía sobre el primer nombre que me dijiste.
Se quedó pensando. Lucrecia volvió al ataque:
- Y... pusiste que no te puedo besar en el ombligo porque te da cosquillas?
- Nop, eso no puse porque es muuuy intimo. Me reí junto con ella.
Esto me recuerda al capítulo que vi anoche de Los Simpson, en el que Homero es profesor de “Vida Matrimonial” y para mantener su alumnado empieza a contar detalles íntimos de su vida con Marge, y esta se re-enoja, y lo echa de la casa.
Yo no puedo echarme de mi blog, pero sí ver qué cuento.

Lucrecia siguió: Y sobre las relaciones íntimas ¿qué ponés? ¿Sos pornográfica?
- No lo creo, ya te dije, no soy muy detallista.
- ¿Y te dejan comentarios?
- Sí muchos. Me encantan leerlos, sean de cualquier tipo, y con algunos de ellos empiezo a pensar cosas en voz alta o mejor dicho, escrita.
- ¿Querés que te saque una foto para que la pongas allí?
- ¿En el blog? No, ni loca.
-Dale! No seas mala.
- Está bien, pero esperá que pose, como una modelo, y será mejor con otra ropa.
- Nooo, así parecés una cincuentona, me gritó al verme.
- No estoy tan lejos, linda, y como la gente que lee mi blog no tiene ni idea de cómo soy, la foto vale.
- Bien! , y usás tu verdadero nombre?
- Por ahora no, sólo una alusión a lo que soy. Y saben la inicial: E.
- Qué guacha que sos... así nadie te va a encontrar. Yo quiero leerte, y dejarte comentarios picantes.
- jajaja, no, no lo harás.
- Sí, sí lo haré cuando te descubra. Y ahora lo podré hacer por la foto.
- Ok. Ahora sí, tomala.
- Click.


7 comentarios:

JuanO dijo...

Como siempre, cada un tiempito, dejo un comment para que sepa que no la abandona, soy su propio rexona.
Beso!

El Ave dijo...

yo cuando leo tu blog me acuerdo del mar y del salitre. no sé por qué.

Lector dijo...

quiza el post no salio, no entiendo bien como anda blogger. pero por las dudas vuelvo a pegarte la cancion a la que tus aventuras en las grutas me recordo, de simone:

Que uma andava tonta
Grávida de lua
E outra andava nua
À vida de mar
E foram
Ficando marcadas
Ouvindo risadas

(mar e lua, del album dos enamoradas)

Zoe dijo...

Hola. Me di una vuelta por aquí y me quedé con ganas de volver.
Gusto en conocerte.
Una lectora más...

Anónimo dijo...

Hola
No suelo comentar pero siempre te leo, me pregunto ¿por qué?
Por ese velo de misterio que tejes en tus historias, por esos detalles que se leen entre líneas o que imagino. Bueno no me enredo más que lo mio es leer no escribir. Saludos

joana (ficticio) dijo...

hola....no es tan malo..jajaja...ser cincuentona...bueno es que yo lo soy y nunca me he encontrado tan libre como en la actualidad.....sigue escribiendo..ah...y para nada eres pornográfica...intimista si...bueno asi pienso yo. Aqui en mi tierra, España, sigue nublado y frio y el mar refleja el cielo gris acero...algún rescoldo queda dentro del amor..creo que el amor nunca acaba, se transforma!!.cuidate y un beso en esta mañana dominguera

bonhamled dijo...

Me gusta tu blog porque cuentas cosas excepcionales de una forma excepcional, aunque el amor por otra persona es lo mas cotidiano del mundo.
Quizas eso sea el escribir, el relatar la loca historia de un loco que pretende cambiar el mundo a lomos de un caballo viejo y con un tipo parecido a manolito el de mafalda como companero.
Que boludos dirian unos argentinos
Que sublime, digo yo.