sábado, octubre 15, 2005

La soledad

No es mala compañera... da para disfrutarla muchísimo. Da para acomodar la casa, los libros, borrar e-mails, jugar mas tiempo con la gata, masturbarse; hablar por teléfono con una amiga, chatear con tu “pareja”; despejar las dudas de una amante.
Da para sentarse a tomar mate debajo del ombú imaginario de la pampa; ayudar a una hormiga a cargar una hoja; hacer una torta de chocolate o depilarase las gambas, si es que no sos tan machona o butch o tomboy.
La soledad tiene sonidos propios, canciones propias. Música incidental de la vida.
La soledad viene acompañada de rostros y cuerpos que amamos, que deseamos. Números en agendas enmohecidas.
La soledad tiene el rebrillo de los piercings de Melisa, el color de los ojos de Andrea; el gusto de la mermelada de mi abuela.
Por la soledad, salud!

4 comentarios:

VIOLETA dijo...

En soledad se pueden encontrar mágicos descubrimientos...disfrutala, me alegro que ya no estes en tormenta

Miss Wakami dijo...

también brindaré por mi soledad inminente, saludos¡¡¡

WINTER dijo...

Salud! Por la soledad no impuesta..

Tu conciencia dijo...

Felicidad por la soledad!
Acompaño ese salud!!
En mi soledad, todo suele resolverse. Es el entorno quien desorienta lo que pensaba claro!!
JA!