jueves, noviembre 17, 2005

Shock familiar

Necesito escribirlo para poder comprenderlo un poco más. Para poder comprenderlo, a secas. Esta mañana se apareció una mujer en la oficina y era raro porque no tenía ninguna cita, y cuando la tengo es porque antes la pauté por teléfono. Me dijo que me recomendaba un abogado conocido que estaba conforme con mis servicios. En efecto, yo le había armado un par de eventos.
Esta mujer comenzó a hablar muy pausadamente, mirándome fijo a los ojos. Yo no podía sostenerle la mirada porque me hacía recordar la de alguien, que no lograba situar en mi memoria.
Llegó el momento de darme su nombre y su apellido, este último resultó ser el mismo que el mío, ahí sí que la miré, y antes de preguntarle nada me dijo: es el apellido de mi madre.
Juro, juro que es la primera vez que me corre tal sensación de frío, de electricidad por la columna. Esa mirada, esa mirada también la puedo reconocer un poco en mí, pero en ella ¿era posible? Me quedé muda mirándola, y ella habló: sí, es lo que estás pensando o lo que no podés pensar ni articular. Si te digo que soy tu media hermana ¿me creés?
Pude haberle dicho que no, pero esa mirada, ciertos gestos. Era muy chica cuando mi madre me dejó a cargo de mi abuela. Me había tenido sola, era madre soltera, hasta que conoció a un “buen tipo” que le dijo “me caso con vos si es que te “deshacés de esta piba”, yo llegué a escuchar eso.... ¿hace 30 años?
- No estaba muy segura de venir, continuó. Pero debía hacerlo. Hace un par de meses mamá murió y entre sus cosas había varias cartas para vos, y además te dejó una...
- Basta, le dije, demasiada información para apenas media hora y 40 años de vida. Y me desarmé y me largué a llorar. Hasta Ofelia, mi asistente, entró rápido y se fue a buscarme agua.
- Debería haberte llamado, pero sospeché que cortarías, no sé, me dijo.
- Está bien, pero te pido que te vayas, por favor.
- Okey. Aquí te dejo este paquetito. Allí está mi teléfono y mi celular. Pienso quedarme unos días acá, pero no te quiero molestar.
- Y el hijo de puta está vivo? le descargué.
- No, el murió ya hace unos años.
- Gracias por este... no pude seguir... ojos nublados (como ahora que escribo desde casa).

Se llama Luisa. Y me trajo este paquetito que aún no he abierto. No puedo... tengo removida el alma, es mucho, demasiado.

16 comentarios:

VIOLETA dijo...

mmmmm a veces me cuestiono cuan real es todo lo que escribes. Suponiendo que sí, que es tu vida en capítulos y este un diario de vida abierto al mundo...tómate tu tiempo, quizás compartelo con M. para que esté a tu lado durante tu ritual. Son tus mapas...."tu cartografía" quizás entenderás algo más de la historia, quizás entenderas algo más de tí. Fuerza, conciencia y mucha paciencia: Paz y ciencia. Deseandote todo el valor y el cariño del mundo desde el otro lado de la cordillera

La italiana que vino a casarse dijo...

Jeje, Migré queda hecho un poroto... No dejés de escrir-te.
Saludos de la italiana que vino a casarse!

Démeter dijo...

A mí me pasó lo mismo, pero con un medio hermano. Es realmente fuerte el "encuentro".
Gracias por tu historia, Démeter

Lucía dijo...

Espero que estés bien.
Un beso, Lucía

Lunaxul dijo...

Yo también lo espero. Es que te he tomado cariño de tanto leer tu vida.

K66 dijo...

Yo tambien te he tomado mucho cariño. Un beso muy grande y ojalá estés bien.

Tu conciencia dijo...

Y bueh...
Las crisis son oportunidades. UNo nunca sabe que es, realmente, el rol que cumple cada pieza en nuestra "puzzle vida".
Para poder recibir gratificaciones, hay que pasar por la asimilación.
Mucha energía y fuerza

Fresia dijo...

Debe ser toda una movida para vos, LLA. No decaigas, y no dejes de contarnos qué sucede en tu vida.

Un abrazo solidario, Fresia

PD: siempre te leo.

Muá dijo...

Mujer... si Luisa aparecio en tu vida justo ahora es por alguna razon, algo tendran que aprender ambas.

Los paquetitos cerrados son oportunidades latentes... ¿para una vida en libertad?

Fuerza mujer...
Namasté

S4T4N dijo...

Fuerza mujer... tu mismo haz visto que tan parte de ti es ella... los mismos gestos, ojos... y demas... sera porque es tu hermana? nadie escoge a su familia ni mas... pero es tu familia... y si viene en estos momentos razon alguan debe haber... solo habre un poco el corazon y disfruta... mejor es conorcela tarde que nunca... SUERTE QUERIDA LLA... SUERTE!!!

joana (ficticio) dijo...

Suerte y un beso.....¡todo es gracia! y una ventana abierta para la libertad.

Miss Wakami dijo...

mucho de lo que somos reposa en nuestras raíces, en la sangre, en el lugar del que venimos...
¡Santa Lucía debe ser un lugar tan mágico!

Bright dijo...

Me pasa lo mismo que a Violeta, no sé cuanto hay de cierto y cuanto de ficción en todo esto.
Como sea, es entretenido y no puedo dejar de apreciar cierto tinte de guión cinematográfico en la forma utilizada para escribir.
Saludos

La oveja negra dijo...

Hola Bright, yo me pregunto hay que saberlo realmente, si es real o si es ficción???
Pa mi está bueno, y bien escrito.

Saludillos, Oveja negra

Ernestina dijo...

Bueno, no sé todavía manejarme muy bién dentro de la blogósfera, te envié un mail y ahora veo que puedo dejar un comentario acá.No sé si todo va al mismo lugar , por las dudas te reitero lo que te envié.Entiendo muy bién lo que se siente en un caso así, si tenes ganas, pasate un ratito por mi blog y te vas a dar cuenta porque.Cariños y hasta siempre

OtikiN dijo...

Navegando x ahi, encontré esto...
simplemente me impactó la manera en q escribes.
Un abrazo desde algun rincón del mundo...
No dejes d expresarte nunca....