viernes, diciembre 02, 2005

Poema


No existo; no me busques
que sólo soy
la sombra de las palabras que ilumino,
el gesto de una gata bostezando.
No me salgas al encuentro
que soy fantasma de tu propia miopía,
dibujo entramado de tu ignorado deseo. No
saltes hacia mí, no
valgo la pena; no soy red ni pesca; no soy
más que la que sueña amarte
desde un petril roido por el tiempo.

LLA (es decir, mío)

5 comentarios:

joana (ficticio) dijo...

hola te escribo desde España..ahi es medianoche...aqui tarde por la tarde quiero decir son las 17,02 de la tarde. Me gusta tu poema...un beso

Lucrecia dijo...

Hola Joana, aqui en argentina es mediodía, no medianoche.... ustedes están avanzadas en el tiempo.

Besos, Lucrecia

PD: nunca dejarás la dire de tu blog??

joana (ficticio) dijo...

esto en ello, digo lo del blog...tengo uno muy serio...pues aun no he salido del armario...jajaaj

K66 dijo...

Creo que va siendo hora de contarte que te admiro. Y mucho.

Hester Prynne dijo...

Precioso...