martes, diciembre 06, 2005

Touché

Acabo de leer un mail de Melisa en donde me avisa que se tiene que quedar en París hasta mediados de de Enero. El Instituto donde está estudiando recuperará las clases perdidas durante los días de los incendios, ocurridos como hace un mes atrás.
Me dice que se reencontró con su “amiga” parisina. Dice que no es nada eso comparado con lo nuestro, pero que como habíamos quedado, me lo dice.
Leo su mail y por primera vez en todos estos meses, me molesta, me duele. Lo puse en su carpeta, “M”, para releerlo.
Me levanté, me preparé un café bien cargado, y me quemé un dedo. Todo fenónemo, para un martes que venía más o menos bien, sin calor, casi primeros días de primavera.
¿Qué me duele? ¿La sinceridad? Si forma parte de lo que hemos pactado. ¿Qué entonces? Creo que lo que más me molesta es esta carga de vacío. Siento un hueco acá, en el plexo, que le llena hasta el estómago. Un vacío que se expande, y me hace dejar cosas por la mitad: libros, cosas que quiero hacer, mis acuarelas.
Escribí esto:

Duele este decir, sin aliento: estoy viva.
Duele el doblarse esta espalda
sobre la palabra que quema y desarma
la arruga de tu recuerdo.
Tiembla mi voz cuando nombro
el horror de ya no sentir
el latido de tu pulso, la yugular
donde muerdo, la carne, el deseo.
Vos.

Están viniendo los poemas. Los voy juntando, como cuando era joven, como cuando me dejaba traspasar por la poesía. La magia, si la hay, está en otra parte, honey.

12 comentarios:

La brujita inestable dijo...

Una grafóooologa por aquí!!!
La brujita inestable

Guzamadour dijo...

yo hubiera elegido no enterarme

K66 dijo...

yo tambien porque ojos que no ven, corazon que no siente...pero al mismo tiempo me pregunto como sera la incertidumbre de preguntarse si esta con alguien.
Por cierto, el poema esta genial.

Muá dijo...

Nuestra naturaleza humana, curiosa, nos lleva por rincones que no quisieramos pasar... saberlo todo? para que? Imaginarse cosas, hacernos peliculas... el guionista en nuestra cabeza se hace un festin con cada intento nuestro por ser "liberales".

Para llegar a acuerdos que no nos hacen bien?

Te quiero contigo o sin ti... no sirve...
Prefiero amar tu presencia...
A tu ausencia me la guardo en el bolsillo y que se pierda en las sombras del olvido... si no estas... NO ESTAS!

Mujer... a los liberales los quemaron vivos... hace lo que tu corazon te dicte y no aceptes acuerdos desacordados...

Namasté... y good show...

Mati dijo...

Yo de liberal no tengo un pelo, no podría hacer un trato así de ningún modo.

joana (ficticio) dijo...

la poesia es preciosa, deberias mandar alguna mas. El acuerdo ese, no sé, cuando se vive el amor desde la distancia que dificil es no caer en la "desesperación" de sentir o ver como la otra está o no está con alguien mas. Para eso se necesita mucha libertad. Y cuando una está tan cogida por el amor creo que lo mejor es no saberlo...¿no?...dificil coyuntura...pero tambien tienes la ventaja de que te lo dice...¡caray! que fuerte...yo me quemo el dedo la mano y algo mas. Suerte y un beso

La Gosa Roja dijo...

Cuando se ama se suele pasar por momentos en los que duele, asusta, angustia, la posibilidad de perder a la otra persona. Y ni los pactos de fidelidad afectivo-sexual ni los pactos de no contarse lo que se hace con otras personas evita pasar por momentos así, de todos modos, hay pactos que se nos ajustan más que otros, cada persona va probando y viendo cuales son los más satisfactorios para ella...y tú sin duda alguna tienes el valor de probar y ver lo que sucede.

Mariobros dijo...

Y ahora qué vas hacer vieja patética, que tus dos pendejas te DEJARON. Jaja, das lástima.
¿A quién te vas a levantar ahora?

Besito, Mariobros

La cigarra dijo...

Yo opino que mariobros es un pelotudo resentido.

Siempre pensé que era mejor enterarse hasta que puse los cuernos, y me dí cuenta que a ella saberlo la hubiera lastimado sin sentido.
Ahora elegiría no saber.

Mati dijo...

Hombre, que lástima que haya gente como mariobros, que se aprovecha tan cobardemente del anonimato.

bonhamled dijo...

El amor y la poesía.
Un clavo en el corazón o un clavo en la mente.
Elegir un clavo en el corazón es valiente pero al mismo tiempo inconsciente.
bonhamled
http://almadormida.blogspot.com

El amor, el amor parisino......

Mary dijo...

Es esa tu letra?? tienes una letra muy literaria, muy de doctorada, me entiendes verdad?