martes, junio 13, 2006

Comiendo con amigas


Cené en lo de Renata. Cené allí, pero no sola. Éramos de la partida Ana María, la profesa de títeres y directora de la obra de teatro, Bárbara (que parece que está saliendo con ella, pero se niega a decirlo, y ambas a demostrarlo), Amanda, y una amiga de Renata, Claudia.

Cocinó Renata: filetes de muslo de pollo al whiskey. Una cosa riquísima. Nunca lo había comido, y me perdí el proceso de cocción ya que no podía zafar de mi laburo.
La cena estuvo muy buena, tranquila, hasta que a los postres, a las más jóvenes se les ocurrió la idea de jugar a dígalo con mímica, ¿se acuerdan de ese juego? Aquí al menos fue muy popular (me refiero a mi país). Las mayores nos miramos con recelo, pero finalmente dijimos que sí. Por alguna cuestión del azar yo quedé en el grupo de Claudia y Renata. Jugamos con títulos de películas, de libros y de canciones. Yo debo reconocer que este juego me gusta, y que si lo juego con personas con las que me siento cómoda, todo está bien.
Me fui sintiendo cómoda hasta que empecé a sentirme algo excitada. Loco ¿no? Es que las chicas, para darme las claves se acercaban mucho a mí, y Renata por poco me besaba la oreja para decirme, por ejemplo, “En busca del tiempo perdido”. Proust se hubiese dado una fiesta con esta escena, y creo que hubiese estado celoso, si alguna de ellas era Albertine.

La rica comida, el calor de la salamandra, el vinito, el acaloramiento del movimiento lúdico fue dando paso a cierta humedad que al menos hacía dos meses que no percibía en mi cuerpo al estar cerca de otra persona. Y eso me puso en alerta, además de tensarme toda la parte baja de mi cuerpo.

Decidí volverme temprano (ya eran las dos de la mañana) y esas mujeres (todas ) querían seguir jugando. No sé si por compasiòn o simplemente amistad, Amanda también decidió irse y traerme a casa.
La ducha está lista, una linda camisa de cama también, pero no quería dejar de anotar esto mientras me dura esta sensación linda de vida.

Tags: , , , , , , ,

2 comentarios:

Luciana dijo...

Un post caliente, chica. Me hiciste mojar a mi. Ja, ja.
Besos, Luchita

Batik dijo...

Los acercamientos corporales de este tipo son muy interesantes. Claro, te la regalo si la persona no te gusta y apesta a cebolla o a ajo.
Besos, Batik