lunes, junio 05, 2006

La pasión

- El texto lo laburamos entre todos. Es muy intenso ese proceso, y no es tan fácil, me explica Renata desde el otro lado de la mesa, mientras saborea un chocolate.
- Y estuvo buenísimo que me preguntaras sobre el texto. ¿Sabés? Mucha gente se queda colgada sólo de los muñecos, pero en las obras que hacemos va todo junto.

Le escribí anoche, y enseguida me contestó, y quedamos en desayunar hoy para luego hacer unas fotocopias del texto de la obra.
No puedo dejar de su oir la voz de Renata, su relato apasionado sobre lo que hace desde que era muy chica. Apenas tiene 35 años y parece que hubiera vivido mil, tal es su intensidad, su verborragia, su frescura.
- Si querés, podés venir esta tarde al Hospital Municipal, en el patio haremos la obra, y quizá puedas oir un texto cambiado. Muchos somos los que variamos el texto.
- A qué hora es?
- A eso de las 4 y media, es cerca del sector de pediatría.
- No te prometo nada, quizá pueda escaparme un poco de mi trabajo.
- ¿Vos qué hacés?, me preguntó. Yo intenté resumir mi vida, casi imposible.

Tags: , , , , , , ,

4 comentarios:

lector dijo...

ahh elvirita, volvieron los amores nuevos, que frescura, que divinidad. siempre que volves, traes esas nuevas pibas que quiza si o quiza no te rompen el corazon. me asombra tu cantidad, tu calidad, tu multiple lengua alborotada. y el corazon fijo, ahi. tantas tantas te aman? parece...

Anónimo dijo...

Que encantos de gentes hay en tu país me iré a vivir allí dentro de cinco meses, ohhhhhhhh

Anónimo dijo...

Qué bueno que volviste!!! Se te extrañaba
Sebastian

Anónimo dijo...

Aun estas un poco acartonada...
reminiscencias del pasado?
El que se quema con leche ve una vaca y llora...
Laura