martes, septiembre 12, 2006

Play it again, Sam

“You must remember this. A kiss is just a kiss...”

Creo que nunca terminaré de desarrollar los anticuerpos necesarios ante el virus Melisa. Ella llega, se mete, levanta fiebre, hace lo suyo y desaparece.
Después de verla quedé tildada para todo el día, y sobre todo de mal humor. Apestaba bronca conmigo misma. ¿Vieja gruñona? ¿Yo? Qué pendeja de mierda, tirarme con esa frase; preferí callarme, para qué hablar, salvo ese ridículo “Vos me convertiste en eso”. ¿De dónde me salió?
Quedé tildada, enojada, y caliente, caliente de calentura pura, de esa que necesitás solucionar cuanto antes o reventás.
Es increible, cómo la deseo, cómo me parte la cabeza, cómo me puede de la manera que me puede.
Cuando estuve en casa no respondí ni los mensajes que me había dejado Renata y tampoco unos de Amanda. Me fui a preparar el baño, y allí no hice más que pensar en Melisa, recordar toda nuestra historia, todo lo pasado.
Me siento tan, pero tan débil en cierta, y tan fuerte en otra. Tenerla allí en el lugar del deseo más profundo no está tan mal, pero que sólo sea imaginario. Está allí, y allí bien está. Renata me calienta a su manera, que es otra, pero también con una carga pasional muy fuerte, pero hace poco que estamos juntas, y la forma de conocernos fue como demasiado conversada y pensada. Con Melisa fue noche, pinball, cervezas, piercings, sexo, amor.

Tags: , , , , , , ,

8 comentarios:

"Gordi Gay" dijo...

DIOS MIO QUE CARARTER!!! Me encanto el que cuando te bañabas pensabas en Melisa, también hago algo parecido. Los recuerdos o bonitos sentimientos siempre traen muchos sentimientos bonitos, agradables y relajantes. Pero también pude notar y se nota a simple vistas que tienes un choque de emociones muy pero muy fuerte. Yo descubrí por experiencia propia que los sentimientos malos, fuertes, débiles, vulnerables o de cualquier tiempo “imaginarios” siempre están allí dentro o fuera siempre están allí. (Pero cuando ellos deciden salir, ni tu misma podrás detenerlos) Es por ello que los seres humanos tarde o temprano llegamos a experimentar el “Volver atrás” Saludos cuídate y pásala bien.

amazonadelsur dijo...

Increible, pero cierto... cosas del pasado que vuelven y remueven aunque uno no quiera.
Me pongo en tus zapatos y la verdad es que arden...
Me encantaria poder darte una receta, pero como todo lo que es sentimiento en la vida no hay reglas.
Lo unico que atino a decirte es una frase de un amigo: "portate mal y cuidate bien"...

Gatazul dijo...

Es que a veces lo más pensado o lo que más nos conviene no es lo que nosotros verdaderamente queremos...

Un miau!!

Isabel dijo...

Quien más te saca es a quien más se desea...
Saludos desde Barcelona

WINTER dijo...

Mira.. yo no tengo más que 26 años, quiero decir que tengo poco camino corrido pero igual.. empiezo a tener claro que el amor es cómo un paseo por Venecia en gondola (tranquilo y pausado) y la calentura es como hacer rafting..

No digo que de la calentura no pueda pasarse al amor, sólo digo que, al menos para mí, siempre ha sido más dificil..

Un kiss

Luisa Gem dijo...

¿Y tu corazón?

Besos, Luisa G.

K@ThY dijo...

Es imposible olvidarse de todos esos maravillosos momentos que se vivieron al lado de esa personita que ya no se encuentra compartiendo nuestro presente, y es inevitable también sentir que todo se estremece cuando un día nuevamente te la tropiezas.
Cuida lo que tienes, el pasado ya pasó y ahí, solo ahí es donde debe estar.

Saludos y besos desde Barranquilla!!

gabrielaa. dijo...

ya te dije, darling: imposible amputar el deseo ( a todo esto: cómo van las clases de yoga? :-)) )

Renata es lo cotidiano, pero Melisa es el lado oscuro: no subsuming the succubus