sábado, julio 01, 2006

Quien se quema con leche...


Es joven, es inteligente, es salvaje, es arrasadora, es directa.
- E. elegí el día primero porque entre lo obsesiva que soy me gusta empezar las cosas por el principio. Igual con las fechas, un día primero es más fácil paqra recordar.
- ¿recordar qué cosa? pregunté casi sin quererlo.
- El día en que te dije (te digo): me gustás y me gustaría salir con vos.
- ...
- Ves también una puede recordar que un día primero cagó una naciente amistad.

En ese momento no pude contener la risa, y creo que fue allí en donde quedé atrapada en la red Renata, en sus hilos de titiritera, en su voz que embruja.
Estoy en la oficina, pero mi cabeza está en otro lugar. Le dije que me halagaba, y puse cara de sorpresa, pero le pedí que me diera un poco de tiempo para pensarlo.

- Sabés, estoy en el medio de la mudanza, y necesito concentrarme en eso.
- Si querés te puedo ayudar, soy muy práctica armando paquetes y organizando ese tipo de movidas. Las giras te dan cierto entrenamiento.
- No lo dudo, dije, pero bueno, lo vamos viendo.

Quedamos en que nos llamamos, quedamos en que veremos qué pasa. Quedamos suspendidas allí, mirándonos. Me hubiera gustado besarla, conocer su sabor, pero no. El dícho es claro: quien se quema con leche, ve una vaca y llora. Ella, Renata, no es una vaca, tampoco es Melisa, le lleva varios años, pero sigue siendo joven.

Tags: , , , , , , ,

1 comentario:

Lola dijo...

Preciosa declaracion...Renata debe ser un duende magico. Y a los duendes se les puede besar sin dolor.

Disculpe la ausencia de acentos; uso teclado extranjero.