viernes, mayo 27, 2005

No en razones, sólo en dudas...

Sé que mi relación con Melisa es lo más fuerte que me ha pasado en mi vida. Puede sonar muy extraño esto, pero así lo siento, y así lo digo. Jamás había sentido algo por alguien como me pasa con ella.
Acabamos de tener un encuentro de tres horas, más o menos. Lloramos, nos abrazamos, nos gritamos, susurramos, nos quedamos calladas, queríamos irnos. Toda una vida en tres horas. Cielo, infierno y purgatorio en dos cuerpos, en dos almas en pugna.
No me pidió razones, yo tampoco querría haberlas dado. Las hubiera tenido que inventar. Pasó lo que pasó con esa ex compañera de la escuela. Pasó. Pero sé, en mi interior, que lo que pasó fue por miedo. Ese que sigue y alimenta mi duda.
Sé y siento que amo a Melisa, pero dentro de 10 años qué sería esta relación? Ella 32, yo 52. Eso me da vueltas y vueltas en la cabeza. ¿Alcanza sólo con el amor? ¿Alcanza sólo con lo vivido y guardado en el corazón?
Se me pasó por la cabeza, debo confesarlo, la absurda idea de que estar con una par me ayudaría a pasar por esta crisis. Creo que por eso fue Gloria.
No soy buena, nunca lo fui en esto de ser “la primera mujer” de otra mujer. Nunca. Y además es como una carga muy pesada. Ni en eso se asemeja mi relación con Melisa. Ella parece, ella parece y es más adulta. Tiene un mundo en movimiento que me arrastra y me renueva. Yo no creer, no puedo terminar de hacer entrar en mi cabeza que a ella le pasa lo mismo. No puedo. Mierda, no puedo.
Y esto es una piedra, constante en el camino. Es un ripio que marca mi carne, mi voz, mi alma, mi sexo.
No quiero hacerle daño. No quiero. Pero sí quiero intentarlo con ella... sin pensar tanto, sin pasar esta máquina de arruinar que es adelantarse en el tiempo. O quizá no esté tan equivocada y realmente debería estar con alguien de mi edad.
Estoy sencillamente en un pantano mental. Mierda, qué pedazo de mierda que soy.

13 comentarios:

Minna dijo...

¡Bravo!

Anónimo dijo...

Ey, qué importa lo que suceda dentro de diez años? Dejá que eso llegue, disfruta de lo bueno que es eso ahora. Después verás

Anónimo dijo...

la verdad que...sos patética. Por mi parte no te leeré más, me aburriste. Y un poquito de lástima me dás también.
Pobre torta inmadura!
En fin...

Purkinje dijo...

La maquina de arruinar no es el tiempo...somos nosotras pensando en que todo puede arruinarse. Es el miedo a que se estropee lo que lo estropea.

Disfrutalo, vivelo... yo tengo 26, y me enamore de una mujer de 46. Ella me queria, pero tuvo demasiado miedo a que se estropeara por la diferencia de edad. Y lo estropeo...

No lo hagas vos, ¡¡VIVÍ!!

Brocco dijo...

de acuerdo cn purkinje. no adelantes acontecimientos, aunq se q es fácil decirlo. carpe diem!!

Anónimo dijo...

Corazón: dentro de 10 años INEVITABLEMENTE vas a tener 52. Lo importante es que en esos 10 años podés ser feliz con alguien al lado que te ame y a quien ames. Y esa es una decisión que se toma y se reafirma (o no) cotidianamente.

Anónimo dijo...

Ah! Me olvidaba! Desde su primera aparición en tu blog Gloria no me gusta para nada!

Diadema dijo...

20 años no es nada. Y menos para dos mujeres. Me atrevo a decir que la que tiene que llevar la relacion en ese sentido sos vos. Si vos vacilas, no sirve. No sirve ni ahi.

Ah! te comento: soy una re pendex todavia, pero ya ame locamente. Y la mujer que mas ame en mi vida me llevaba tambien 20 años.

Ester dijo...

desde luego, es imposible seguirte leyendo sin hacerte algún comentario ah? tienes una novia con 20 años menos que tú...pues bien, yo tengo los mismo que tú y...te envidio como una perraaa!! no obstante,no sé..yo también tendría mis dudas-celosas, comprendo como te sientes..

Anónimo dijo...

Si las dos se quieren no hay motivo para temer que una se lastime. A mí no me interesan especialmente las mujeres mucho más jóvenes que yo, pero tiene que ver con una preferencia personal, depende de cómo sea cada uno. Además sos joven.

Suerte
Daniel

Anónimo dijo...

Hoy te leí por peimera vez y qué duro es escribir esto mientras las lágrimas no dejan de derramarse. La mujer más importante de mi vida me lleva 20 años. Ahora tengo 27 y ella es la dama más bella a sus 47. Pero no fue valiente. Aún así, lo mucho que me ha amado me dio tanta vida que aunque sea ese tiempo que compartió conmigo, se ha vuelto la huella más importante de mi vida.
Sólo te diré que el amor debe vivirse. Y el tiempo lo dirá todo. Incluidos los corazones rotos.
Un saludo desde México.
Érika.

IO dijo...

Hola! Hmmm... En los últimos dos días empecé a leer y llegué hasta aquí. Me gustaría decirte que.. Sé que es fácil para mí ahora seguir leyendo pero DEBO decirte algo. Si volviste con Elsa.. cuando volviste, y con ella hubiera sido algo super, de p·tísima madre.. *esos* 20 años no hubiesen sido tan importantes, o sí? ¿Y por qué con Elsa sí, y con Melisa no? ¿Porque Elsa es mayor y Melisa menor? Melisa la tiene super clara!! Vamossss!!

Besos,
IO

Anónimo dijo...

Princesa, a los 32 añitos cada persona es responsable de sus actos. Nada de culpas con eso!
Y las relaciones... nunca se saben donde terminan. No dejes que el amor se escape en medio de tantos razonamientos!
Besos y muy lindo el blog.
Ivan