sábado, mayo 28, 2005

A quienes leen

“Aquí me tienes, hablando de mí; me siento un miserable, y tú, que eres quizá el amigo al que yo he quitado más vendas de los ojos, el amigo que me miraba con menos pudor, perdona estas efusiones, que yo ya no necesito, pero que se me escapan de la pluma por la única razón de que te escribo a ti, es decir, en razón de sodalicio. Cuando éste se renueve y nos tomemos del brazo y yo me burle de ti por tus eternas muchachas, esperemos que se presente la cosa de manera más simple, y en consecuencia, comienza ya mismo a fingir que no has leído nunca esta carta que te he escrito para mantener las formas.

Un beso

Pier Paolo (Pasolini)

de “Pasiones heréticas. Correspondencia 1940-1975”

1 comentario:

ParisSinMi dijo...

L.

buenas noches.
escribo por segunda vez, esta en especial, porque lo analogo de tus palabras con lo que vivo, vivia, hasta hace dos dias, me obliga.

Yo 21, ella 31. Y mi primera mujer en la practica del amor, que esperaba tanto. Pero ella no supo, no puede, darme amor; me ama, de otros modos, puros y hermosos, que a esta mujer que te habla, no terminaron de alcanzarle para vivir. Y le dije adios, y el dolor me lleva... voy a amarla siempre.

Hagas lo que hagas, como puedas, ella va a amarte siempre. Ese miedo de ser la primera, tiene q ser para vos el regocijo de ser la mas hermosa e inolvidable mujer de su vida. Amala como te salga, y estara bien.

Abrazos
secando-las-alas.blogspot.com