martes, abril 19, 2005

Sin remedio

Me acaba de llamar Dolores. Sí ella. Con esa voz de perra en celo que suele tener. Voz grave y arrastrada por el cigarillo y con onda de seducir.
Estaba algo borracha, de lo contrario no me hubiera llamado. Quiero decir: no se hubiera animado a hacer lo que hizo. Una especie de hotline.
Colgué varias veces y varias veces volví a atender. Y ella allí, masturbándose. ¿Lo pueden creer? Y diciéndome que me extraña, pero que prefiere no verme hasta estar más clara. Tener en claro si "quiere seguir siendo lesbiana o no".
A lo que le dije: y para qué cuernos me llamás si no querés seguir siéndolo? Llamá a 0600 de tipos o parejas hetero y dejame de embromar.
Se puso a llorar. Ella, la perra llorando. La dejé así, colgué y descolgué el teléfono, y me vine a escribir aquí.
Estoy harta y muerta de amor... ¿me entienden? ¿Es que alguien me entiende?

6 comentarios:

Brocco dijo...

uff, ya lo creo... q la persona a la que amas te diga q tu relación no tiene futuro, q está dispuesta a renunciar al sexo, al amor, a todo, por formar una "familia convencional" con un buen compañero (¿?).. Acatar las normas y pasar desapercibida en el mundo, hipócrita y cobardemente... Una buena psicoterapia a base de palos les daba yo.
;) ánimo.

Mamma Bambi dijo...

claro que te entiendo! quien no sintio esos "dolores" de los que hablas...? creo que hiciste bien en cortar el telefono, igual. alguna gente necesita limites.
no aflojes!

la lesbiana argentina dijo...

Me sentí tan tonta.... y confundida...
Brocco: no la voy con la violencia. No no.
Gracias Mamá Bambi

Brocco dijo...

jeje, a mi toda la violencia se me va por la boca. no veas como maldigo!! hereje soyyyy!! ;)

papelpautado dijo...

perfectamente te entiendo

Mary dijo...

masturbandose dijiste? te habra costado caro la llamada, jajajaj mentiira una bromita